Correo público versus privado

IMG_6755
Circulan tres mitos sobre los servicios públicos de correo que ameritan una respuesta.

Mito 1: El abrupto cierre de El Correo de Guatemala, S.A. demuestra que es malo privatizar los servicios públicos. Si jamás se hubiera concesionado el servicio postal, ningún contrato caducaría, pero ese hecho dice poco sobre las bondades o defectos de la privatización. Para ser precisos, aquí no se liberalizó el mercado. El gobierno tampoco se lavó las manos de distribuir cartas y paquetes. En 1998, se concesionó un monopolio a International Post Service (IPS), extensión de la empresa estatal Canada Post. El gobierno de Guatemala siguió siendo el último responsable, en parte porque es miembro de la Unión Postal Universal (UPU) de la ONU, y los países miembros se obligan a prestar el servicio bajo ciertas condiciones.

El 18 de mayo amanecieron cerradas las agencias de El Correo porque el Congreso de la República no aprobó la prórroga del contrato. Colocó a la empresa en un limbo legal. El gobierno tampoco convocó oportunamente a una licitación para contratar a otro operador, ni empezó a retomar los bienes de la empresa. La gerencia de El Correo forzó al gobierno a convocar una mesa de diálogo en la que participaron ellos, el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (Micivi), y la Dirección General de Correos y Telégrafos (DGCT); allí se negoció la reapertura temporal del servicio.

Mito 2: Los guatemaltecos salimos perdiendo con la concesión a El Correo. El servicio gubernamental antes de 1998 era pésimo. La Administración General de Correos era una organización burocrática deficitaria con equipo anticuado. Las cartas se perdían, o llegaban a su destino dañadas y hasta meses o años tarde. Se robaban las remesas. En ese tiempo, alrededor de 2,000 empleados manejaban 50 millones de piezas de correo al año, más o menos lo que Canada Post administraba en un día. Tan poca confianza nos merecía el servicio, que a partir de la década de los setenta, surgieron varias empresas de courier, paquetería, mensajería y carga que satisfacían la demanda insatisfecha.

Según cifras oficiales, entre junio del 2004 y el 2015, El Correo movió casi 452 millones de piezas, aproximadamente 35 millones anuales. El canon por la concesión significó ingresos de Q69.4 millones para el Estado. No obstante los reclamos contra El Correo y las multas que le cargan las autoridades, seguramente el saldo neto de la concesión fue positivo.

Mito 3: Ocurrirá una catástrofe si dejamos morir la empresa estatal. Las convenientes comunicaciones electrónicas han reducido el uso del correo tradicional. Si el correo físico no muere, deberá reconfigurarse, y eso requiere visión emprendedora. Personeros de la Dirección General de Correos y Telégrafos admiten que no pueden hacerse cargo del servicio de correo ahora, pero además, recibirían un negocio que ya no es rentable, según declaraciones anónimas de los empleados de El Correo. El volumen anual que maneja El Correo ha descendido desde el 2011. ¿Conviene embarcar al gobierno en una aventura que generará nuevas deudas?

En tanto, los consumidores contamos con numerosas empresas privadas que prestan servicios de correo, incluso en áreas remotas. Hace dos décadas se estimaba que entre el 60 y el 80 por ciento de la demanda nacional se confiaba a servicios privados, incluyendo, por cierto, importantes documentos oficiales del Estado. Es innegable que los oferentes privados en Guatemala no sólo hacen un buen trabajo, sino contribuyen al bienestar de las familias guatemaltecas y a la productividad del país.

Guatemala podría convertirse en el segundo país, después de Nueva Zelanda, en desregular el mercado. La UPU puede hacer berrinche, pero es viable un futuro sin un proveedor público del servicio postal.

Este artículo fue publicado el 27 de mayo del 2016 en la Revista Contra Poder y el CEES.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s