Recortes presupuestarios

Slide1

Los gobiernos que hacen recortes y tienden hacia un presupuesto balanceado gozan de credibilidad entre sus gobernados.

La Comisión de Finanzas Públicas y Moneda del Congreso de la República convocó a varios centros de investigación para analizar el proyecto de presupuesto gubernamental previsto para el ejercicio fiscal del 2016. Es justificada la polémica que suscitó dicha propuesta desde su entrega al legislativo por el Ministro de Finanzas, Dorval Carías, a principios de septiembre. Los Q 72,430 millones que pretenden gastar exceden el presupuesto vigente por Q.1,830 millones. Peor aún es la propensión a diseñar presupuestos deficitarios y a sobre-estimar los ingresos potenciales. Y los tributarios tenemos poco que festejar: únicamente 18.4 por ciento del monto total sería para inversión. El resto se dividiría así: 17.2 por ciento para el pago de deuda y 64.4 en gastos de funcionamiento.

El Centro de Estudios Económico-Sociales (CEES) propuso a la comisión reducir el gasto público. Aunque la recomendación es lógica y sensata, la noción de recortar rubros enferma a muchos políticos. Temen negar un centavo a las abejas que rondan las mieles estatales, sobre todo a los empleados públicos, por mucho que anhelen sanar las finanzas públicas. Ilustra el hecho la famosa estrategia del Monumento Washington. En 1968, se recortó el presupuesto al Servicio de Parques en Estados Unidos. Los administradores del Monumento Washington informaron a los turistas que visitaban el obelisco que no podían operar el elevador por falta de asignación presupuestaria. Pedían a los irritados turistas reclamar al Congreso para lograr la reasignación de fondos al departamento. Lo correcto hubiera sido hacer recortes al personal antes que perjudicar al consumidor del servicio estatal…

Es comprensible que los políticos prefieran mantener el estatus quo y gastar a manos llenas, aunque implique subir impuestos y crecer la deuda. Evidentemente, el endeudamiento genera menos oposición que aumentar impuestos, porque los votantes no visualizamos el costo para nuestras personas ni para las generaciones futuras. Pero los déficit presupuestarios acumulados elevan la deuda nacional: son grandes yunques que impiden el florecimiento económico. Una economía fuerte es deseable no sólo para los guatemaltecos que optarán entre más y mejores empleos, sino también para el gobierno. En la medida en que nos volvamos más prósperos, se reducirá el número de dependientes de programas estatales y aumentarán los ingresos tributarios.

El contraste entre Canadá y Grecia nos ayuda a subrayar el punto. El gobierno de Canadá recortó gastos, incluso en ámbitos políticamente sensibles como la salud y los subsidios agrarios. La medida contra-intuitivamente fortaleció la confianza de los votantes en sus representantes. En contraste, años de irresponsabilidad fiscal desprestigiaron al gobierno de Grecia. Tras décadas de prometer más de lo que podía dar, el dadivoso gobierno griego acumuló una deuda tan alta que es impagable. De paso, generó desempleo, quebró negocios, dejó desprotegidos a pensionados y arruinó a familias enteras.

Aquí en Guatemala, estamos frente a una fugaz ventana de oportunidad para hacer lo correcto, producto de los sucesos políticos recientes. La demanda multitudinaria es por frugalidad y transparencia. Deploramos y condenamos el corrupto desvío de millones de quetzales hacia propiedades, viajes, aviones y otros obscenos lujos protagonizados por el binomio Pérez-Baldetti y sus allegados. El Presidente Alejandro Maldonado y los diputados ganarían aplausos distanciándose del proyecto sometido por Pérez Molina, y aprobando una alternativa más mesurada. Pueden y deben tomar decisiones duras que enderecen el camino de las finanzas públicas y apuntalen la credibilidad del gobierno.

Este artículo fue publicado el 23 de octubre del 2015 en la Revista Contra Poder y CEES.

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s