Don Javier Echevarría en Guatemala

hqdefault

Las buenas personas nos atraen con su mirada transparente, su trato sencillo y su alegría. Como no están hechas de un barro distinto al nuestro, podemos aprender de ellas e imitarlas.

Una vez le rogaron al actual Prelado del Opus Dei, don Javier Echevarría, que diera ejemplos de puntos de lucha del fundador, San Josemaría Escrivá de Balaguer. Quizás quien planteaba la pregunta suponía que algunos la tienen fácil y “nacen” santos. Don Javier respondió que su antecesor luchó diariamente contra defectos personales, como su temperamento enojado, para mantenerse unido a Dios. Se indignaba fuertemente cuando percibía que algo se ejecutaba con mediocridad. Pero, recordó el prelado, San Josemaría acostumbraba pedir perdón porque no era su intención mortificar a los demás con un comentario cortante. San Josemaría enseñó que la santidad no es más que la constante lucha contra los defectos propios, para hacer lo que corresponde sin excusas.

Don Javier Echevarría absorbió las lecciones impartidas por Escrivá pues permaneció a su lado entre 1950 y 1975. Nació en Madrid en 1932. Cuando rozaba los veinte años, antes de ordenarse sacerdote en 1955, San Josemaría le pidió que se desempeñara como su secretario personal. Pasó a ocupar la Secretaría General después de fallecer el fundador en 1975. Cuando en 1982 el pontífice erigió al Opus Dei en prelatura personal, ocupó el cargo de Vicario General. Tras la partida de Álvaro del Portillo, primer sucesor de San Josemaría, en marzo de 1994, el Consejo General del Opus Dei lo nombró segundo sucesor, o como se le dice cariñosamente, Padre. Recibió el título de obispo titular de Cilibia del Papa Juan Pablo II, pocos meses más tarde.

El anuncio de su visita a Centroamérica a partir de hoy, viernes 18 de julio, fue motivo de alegría y sorpresa. Por bien que se encuentre de salud, el viaje transatlántico a sus 82 años supondrá un esfuerzo; además, recién completó dos viajes pastorales a Asia y a Tierra Santa. Será, por tanto, un privilegio conocer sus memorias y consejos durante la tertulia general que se llevará a cabo el domingo 20 en el Estadio La Pedrera.

Escuchar al Padre en vivo seguramente nos impactará tanto como leer sus escritos. Y es que además de haber convivido con dos santos, el Padre es un esmerado académico y autor. Posee doctorados en Derecho Canónigo y Derecho Civil. A continuación, unos párrafos encendidos de uno de sus libros, Itinerarios de Vida Cristiana (2001).

Escribe Javier Echevarría que Jesucristo nos sigue llamando a la conversión. “Cada instante de Jesús a nuestro lado encierra la invitación a una fiesta, a un encuentro personal con el único ser—el propio Dios—que puede satisfacer las necesidades más profundas del corazón,” afirma. Experimentamos pequeñas y grandes conversiones a lo largo de nuestras vidas una vez aceptamos, voluntariamente y por amor, esta invitación.

Dios no busca “verborrea engolada” sino “plegaria sencilla”, de allí que cada cristiano debe aprender a tratarlo íntimamente. Nos dice el Padre que “la oración se nos revela como el reino de la verdadera libertad: de la libertad del Espíritu Santo, que sopla cuando quiere y como quiere; y de la nuestra porque, sabiéndonos hijos de Dios Padre y hermanos de Cristo, nos sentimos en familia y nos expresamos con espontaneidad.”

El hilo conductor de la obra Itinerarios de Vida Cristiana, que explora lo que significa ser cristiano en el siglo XXI, es la alegría al alcance de todas las personas. Los cristianos luchadores son felices en este mundo, aún cuando encaran circunstancias dolorosas. En los últimos párrafos, Don Javier subraya el mensaje: “A decir verdad, no existe más que un verdadero enemigo de la alegría: el pecado, el propio pecado, y especialmente el pecado contra la fe que, por destruir el amor y la confianza en Dios, deja al hombre solo consigo mismo.”

Este artículo fue publicado el 18 de julio del 2014 en la Revista Contra Poder y el CEES.

La fotografía no es propia, es tomada de la página oficial del Opus Dei.  Muestra al Prelado en el escenario del Estadio La Pedrera, dirigiendo unas palabras a miles de guatemaltecos.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s