Corrupción: ¿Enfermedad congénita?

IMG_1063 - Version 2

¿Cree Usted que se puede combatir la corrupción? ¿O estamos condenados a vivir con ella?

Los padres guatemaltecos suelen aleccionar a sus hijos: “La vida es así: juegas shuco o te vas feo.  Abuzáte, pero que no te atrapen.” Tendemos a pensar que la corrupción es una enfermedad congénita e irreversible. Siguiendo esta lógica, elegir el bien no sólo es pésima opción, sino va contra nuestra naturaleza. Un ciudadano no posee el poder suficiente para alterar tal gen o patrón ancestral.

Me inquieta esta hipótesis determinista sobre la raíz de la corrupción. En general, las personas elegimos entre el bien y el mal, y podemos torcernos. Pensar que es defecto de muchos nos endurece y consuela. Pero entonces veríamos a personas de cualquier nacionalidad pervertirse a través del tiempo. La descomposición avanzaría irremediablemente en todos los países. Y en la práctica hay países sanos y otros que se hacen más transparentes, por lo cual existe una explicación alterna al fenómeno.

Daniel Treisman, profesor de ciencias políticas en la Universidad de California en Los Ángeles, nos brinda una respuesta sofisticada en su afamado estudio empírico, “The causes of corruption: A cross-national study” (2000). Él tomó tres distintos índices de corrupción y comparó los resultados entre los países medidos. Detectó una correlación con seis factores. Primero, los países que fueron colonias británicas tienden a ser menos corruptos. Aclara que no basta con adoptar un sistema de derecho consuetudinario en sustitución del derecho napoleónico o positivo; la cultura jurídica que imprimió la corona británica en sus ex colonias incide en la calidad con que se imparte la justicia, así como el respeto que se tiene a la normatividad. Segundo, son menos corruptos los países de tradición protestante. Puede relacionarse con un implacable moralismo, la ética de trabajo weberiana y otros efectos sociales de la práctica religiosa.

El crecimiento económico es el tercer factor relacionado con la transparencia.  Aquí la causalidad es incierta: ¿son más prósperos los países transparentes, o más transparentes las naciones ricas? Treisman cree que es posible salir de la corrupción creciendo la economía. El cuarto factor es la democracia, pero solamente contribuye a la transparencia un sistema político abierto con por lo menos cuarenta años de trayectoria. Las democracias menos estables no asisten en el combate a dicho flagelo.

Treisman resalta la estructura federal como quinto punto. El federalismo acentúa la corrupción, presuntamente porque permite a las distintas capas de gobierno extraer rentas de los ciudadanos impunemente, mientras un sistema unitario es más controlable. Yo siempre sostuve que la descentralización ayudaría a transparentar la gestión pública acercándola al ciudadano-fiscalizador, pero Treisman detectó lo opuesto. Él mismo comenta, sin embargo, que una descentralización que faculta a los gobiernos locales competir unos con otros en calidad institucional sí podría contribuir a mermar la corruptela.

Finalmente, la apertura a las importaciones también modera los índices de corrupción.  Es decir que economías con fronteras abiertas tienden a generar entornos más cristalinos. Según Treisman, estos seis factores explican el 89% de las variaciones en los índices de percepción de corrupción, razón de sobra para tomar su estudio en serio.

La lección es que Guatemala puede combatir la corrupción enfocándose en liberalizar la economía y reducir las barreras al comercio internacional. Resulta más complejo operar cambios positivos en el aparato democrático y el sistema jurídico, aunque sí deben introducirse reformas conducentes a un Estado de Derecho maduro, característico del legado británico.

Este artículo fue publicado el 10 de enero del 2014 en la revista Contra Poder y en el CEES.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s