Corruptissima republica, plurimae leges

photo-91

¿Cree Usted que el combate a la corrupción debe figurar en la agenda para el 2014?

El año 2013 arrancó con el anuncio presidencial que sería el “Año de la Transparencia”, y terminó con una bajísima calificación en el Índice de Percepción de Corrupción (IPC).  Entre los 177 países incluidos en la medición, Guatemala se ubicó en el puesto 123; la nota descendió de 33 a 29, en una escala de 0 a 100.  ¿Cómo pudimos empeorar, siendo el combate a la corrupción una prioridad gubernamental?  ¿Y qué se puede hacer en el 2014 para alcanzar mejoras duraderas?

Las buenas intenciones no siempre se traducen en buenos resultados.  El “Año de la Transparencia” pudo ser un mero discurso demagógico, una iniciativa romántica, o un deficiente plan que acarreó consecuencias no intencionadas.

Las estrategias de combate a la corrupción suelen basarse en dos distintas premisas.  La primera se centra en el carácter de la persona: son viciosos los seres humanos débiles que ignoran o desprecian la rectitud y la moral.  La segunda explicación prioriza el marco institucional, pues incluso las personas virtuosas se corrompen si las reglas del juego les incentivan a hacerlo.  Según la primera premisa, los funcionarios públicos y la ciudadanía deben recibir clases de ética.  La segunda premisa invita a revisar los incentivos que imperan sobre las personas a fin de elevar los costos asociados al acto de corrupción.   Ambas explicaciones llevan verdad; no son mutuamente excluyentes.  Sin embargo, sospecho que la reforma institucional procura avances más notorios y más rápidos.

Un marco institucional sencillo y claro es transparente.  Los estudios demuestran la relación positiva entre libertad, transparencia y competitividad.  También asocian la complejidad y la arbitrariedad con la corrupción.  Guatemala debe seguir avanzando en la simplificación administrativa y la desregulación.  Es imperativo revocar leyes obsoletas y eliminar la tramitología engorrosa.  Así los ciudadanos no buscarán al político para que les conceda privilegios, protecciones y favores, y los funcionarios no extraerán rentas de recovecos legales y burocráticos.

No estamos descubriendo el agua azucarada.  Apunta en esta dirección el sabio y antiguo refrán “hecha la ley, hecha la trampa”.    La versión francesa es incluso más incisiva:  “las leyes son hechas para ser violadas”.  Se atribuye malicia tanto al legislador como al regulado, pues a veces quienes diseñan las leyes persiguen motivos que ocultan deliberadamente de la ciudadanía.  “Quien hace la ley, hace la trampa”, diríamos en castellano.   Y en la Antigüedad, Tácito planteó una visión macro: “Corruptissima republica, plurimae leges”. Es decir, los países más corrompidos son aquellos que más leyes tienen.

Tácito nos ayuda a comprender la deplorable calificación de Guatemala en el Índice de Percepción de Corrupción.  Existe una relación entre la calidad y la cantidad de regulaciones en un país, y la corrupción.  La excesiva legislación criminaliza actividades innecesariamente y pone obstáculos a las actividades lícitas de los ciudadanos.  Confrontados con una maraña impenetrable de regulaciones, los ciudadanos a veces ni siquiera saben si obran dentro del marco de la ley.  Además, la imprecisión y la discrecionalidad en la aplicación de las normas permite al funcionario público abusar de su poder para cosechar alguna ventaja personal.   Se erosiona el respeto a la normatividad y se borran las fronteras éticas.

Un buen propósito de año nuevo para las autoridades es actuar decisivamente en combatir la corrupción por la vía institucional.  Otros países han emergido de un severo estado de corrupción; este flagelo no tiene porqué ser una enfermedad crónica y terminal en Guatemala.

Este artículo se publicó el 3 de enero del 2014 en la revista Contra Poder y en el CEES.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s