La conciencia está por encima de la ley

18728032-cabeza-en-3d-en-el-perfil-aislado-en-fondo-negro

Mahatma Gandhi dijo: “Existe una corte más alta que las cortes de justicia y ésta es la corte de la conciencia.   Suplanta a las demás cortes.” 

  • La conciencia de Edward Snowden lo llevó a violar la ley, revelando graves transgresiones a la privacidad personal cometidas por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).
  • Más de 170,000 jóvenes fueron reconocidos oficialmente como opositores de conciencia a la Guerra de Vietnam, mientras otros tantos quemaron sus tarjetas de reclutamiento o huyeron del país.
  • Santo Tomás Moro fue decapitado en 1535 porque se opuso al casamiento del Rey Enrique VIII con Ana Bolena.
  • En el 2011, la Universidad de Medicina y Odontología de Nueva Jersey, en Newark, amenazó con despedir a doce enfermeras si no colaboraban en abortos.  Ellas ganaron una demanda contra el hospital invocando la cláusula de conciencia.

Son admirables quienes prefieren afrontar terribles consecuencias antes que traicionar sus principios.   Algunos, como Tomás Moro, pierden la vida, en tanto quienes pueblan sociedades que respetan la libertad de conciencia corren mejor suerte.  Los guatemaltecos deberíamos contar con garantías explícitas al respecto.

Las cláusulas de conciencia son impensables en regímenes totalitarios e innecesarias en sociedades verdaderamente libres.   Los norcoreanos eran obligados a obedecer toda directriz del fallecido Kim Jong Il.  La política de un hijo de China conlleva abortos forzados, sin miramientos.   En contraste, en una sociedad libre, la gran mayoría de transacciones entre personas son voluntarias y contractuales.   Elegimos el lugar de empleo, la iglesia y las asociaciones a las cuales queremos pertenecer.

El segundo escenario es el ideal, pero dado que los gobiernos acaparan funciones y acumulan poderes, conviene contar con una cláusula de conciencia.  Los gobiernos no sólo prestan servicios directamente sino además imponen regulaciones a los oferentes privados.    Por ejemplo, el año pasado la Administración Obama aprobó una legislación que en última instancia, obliga a las clínicas operadas por cristianos que defienden la vida a suministrar productos abortivos y a realizar abortos.  Éstas no han logrado revertir la orden, a pesar de que el concepto de libertad de conciencia tiene arraigo en ese país.

Este asunto traspasa la frontera religiosa, porque no sólo las personas de fe tienen una conciencia.  La Real Academia define conciencia como una “actividad mental” y  un “conocimiento interior del bien y del mal”.   Se asocia al intelecto y no a los sentimientos.  Nuestras reacciones ante una situación concreta serán variadas porque la conciencia se forma, y porque hay personas más atentas a su voz interior que otras.

La cláusula no es una licencia para infringir daño a los demás.  Si una persona le pide a su doctor que lo mate, el médico no viola su libertad ni sus derechos al negarse.  Simplemente se abstiene de cometer un acto que aborrece.  Por otra parte, no se podría invocar la cláusula para justificar el infanticidio pues esta acción terminaría con la vida y libertad de terceros, aunque se proteste que la muerte le conviene a las víctimas.

La cláusula no debe socavar al Estado de Derecho ni alimentar una cacofonía de intempestivos caprichos.  Históricamente ha procurado la convivencia pacífica y ha servido de termómetro para evaluar la aceptación de ciertas medidas, como ocurrió con la Guerra en Vietnam.   En 1790, el presidente George Washington, opinó que “todos poseen igualmente la libertad de conciencia…el Gobierno de los Estados Unidos no otorga sanción a la intolerancia ni asiste a la persecución, requiriendo sólo que quienes viven bajo su protección se conduzcan como buenos ciudadanos.”  En Guatemala debemos hacer eco de esta idea, revalorando la dignidad humana y la libertad personal.

Este artículo fue publicado el 9 de agosto del 2013 en CEES y en la revista Contra Poder.

La foto fue alterada a partir de un perfil tomado de: http://us.cdn2.123rf.com/168nwm/oleksiy/oleksiy1303/oleksiy130300016/18728032-cabeza-en-3d-en-el-perfil-aislado-en-fondo-negro.jpg

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s