La violencia nos cuesta caro

 photo-46

¿Qué haría usted si tuviera Q.3,640.00 más de ingresos al año, sólo por el hecho de vivir en un país menos violento?

Los guatemaltecos sabemos que la violencia tiene un precio altísimo.  Un homicidio provoca estragos en la familia, sobre todo cuando la víctima era el jefe del hogar.  Los secuestradores y ladrones nos pueden dejar, literalmente, en la calle. Vivimos rodeados de alambre espigado, alarmas, guardias privados, talanqueras, tiendas con barrotes, carros blindados, paredes altas, perros bravos, vidrios polarizados y medicinas para los nervios; no compraríamos estas cosas si pudiéramos evitarlo.  Debido a nuestra fama internacional, los turistas e inversionistas se abstienen de viajar al país.  Compatriotas productivos emigran buscando lares serenos para asentarse.  El Gobierno, a su vez, destina millones a gastos de seguridad.  La violencia es cara, ¿pero se puede medir?

Vale la pena intentar un aproximado.  Eso hizo Jorge Benavides, autor de Costos de la Violencia en Guatemala, un estudio presentado por FUNDESA la semana pasada.  El  investigador se planteó la pregunta: ¿cuánto nos cuesta contener la violencia?  Según la metodología desarrollada por la organización Vision of Humanity para elaborar el Índice de Paz Global , se midieron factores que van desde los gastos para mantener y equipar a fuerzas de seguridad, hasta las pérdidas a la producción atribuibles al conflicto.   En el 2013, a Guatemala le costó Q53 mil 840 millones combatir la violencia, ó el 8% del Producto Interno Bruto (PIB).  Es decir, Q.3 mil 640 por cabeza.

¿Eso es mucho o poco? Guatemala es un país de riesgo medio, según el Índice de Paz Global. La edición del 2013 le otorga el puesto 109 de 162 naciones.  El país tiene un mal récord en factores como la percepción de criminalidad en la población, y el número de homicidios y crímenes violentos. La puntuación de 2.22 está más próxima a la de Afganistán, que obtuvo el último lugar con 3.44 puntos, que a la de Islandia, que encabeza la lista con 1.162 puntos.   La puntuación promedio desde el 2008 es de 2.249; se registró una leve mejora con relación a la nota recibida en el 2012 y 2011 (el peor año).

Estos datos sirven para confirmar nuestras percepciones, admitir comparaciones y asentar tendencias a través de los años, pero además nos recuerdan por lo menos tres lecciones importantes.

Primero, la guerra contra el narcotráfico es la principal generadora de violencia en la región.  La guerra en México se desborda hacia Centroamérica y el Caribe, convirtiéndola en la región más convulsionada de las Américas.  Para salvar vidas, es sensato avanzar en la descriminalización y despenalización del narcotráfico.

Segundo, el costo de oportunidad de protegernos contra la violencia es el uso alterno que podríamos haber dado a esos recursos. El estudio de FUNDESA acota que “si se redujera en 50% el costo global de combatir la violencia, se podría pagar la deuda de los países emergentes, proveer suficiente dinero para estabilizar la economía europea, y contar con los fondos adicionales requeridos para alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio antes de 2015.”  Lo mismo aplica al caso concreto de Guatemala.

Tercero, se necesitan fondos para combatir la violencia, y paz para prosperar.  El desarrollo y la paz están íntimamente ligados, en dos vías.

Un corolario de esta realidad es que, como afirmó el Barón de Montesquieu en 1750, “la paz es un efecto natural del comercio”.  Un estudio por Polachek y Seiglie (2006) confirmó la intuición del filósofo francés.  Los autores concluyen que los países que intercambian unos con otros cooperan más de lo que pelean, y llegan a afirmar que la beligerancia se puede reducir en un 20% cuando se duplica el volumen de comercio.

Este artículo fue publicado el 19 de julio del 2013 en CEES y en la revista Contra Poder.

La foto es una obra de arte exhibida en Glasstress, IED, Venecia.  Son cascos militares de vidrio.  Autor desconocido.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s